Como familias adoptivas hemos constatado que nuestros hijos adoptados sufren episodios de  discriminación en las escuelas, bien por motivo de raza, procedencia o simplemente por ser adoptados,  y esto no son hechos aislados, sino que es algo cotidiano en sus vidas.

Muchos padres y docentes, no son conscientes de estos sucesos. Piensan que esto es imposible, como si fuera algo erradicado o del pasado o tienden a minimizar estos hechos. Pero esto no es así, es algo real, muy frecuente y además causa un daño tremendo a las víctimas, ya que afecta a su autoestima, su identidad y al vínculo afectivo con su familia adoptiva.

Desde AFAMUNDI, queremos poner nuestro pequeño granito de arena para que en las escuelas se trabajen y respeten las diferencias y la diversidad de las personas y por eso queremos colaborar con este proyecto tan necesario como creativo. “Pintemos los colores de la piel”.