Hace poco más de un año iniciábamos nuestro proyecto con la cita de Galeano: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo” y, hoy, más que nunca creemos en la fuerza de ese mensaje.
En septiembre del 2016 al presentar nuestro proyecto #pintemosloscoloresdelapiel teníamos un doble objetivo, por un lado abordar la fabricación de cajas de colores de la piel que, como indicábamos en nuestra página de Verkami, era un material que ya existía en otros países pero que en nuestro país no se comercializaba por “escasez” de demanda y, por otro lado, sensibilizar y difundir este material entre docentes y escuelas como herramienta para visibilizar la diversidad de colores, rasgos y culturas de las niñas y niños en el aula.
Y con la pregunta abierta ¿De qué color es el color carne? arrancaba nuestra sencilla propuesta de actividad educativa para las aulas.
Desde entonces son muchas las familias, escuelas, asociaciones que se han sumado a nuestra iniciativa mostrando su apoyo con dibujos, fotografías, actividades, sorteos, stands, etc. La difusión que ha alcanzado el proyecto #pintemosloscoloresdelapiel ha lanzado un mensaje claro y es que somos muchas las personas que creemos en la importancia de visibilizar en el material educativo (y lúdico) la diversidad de colores, rasgos y culturas de nuestra sociedad.
Estos días coincidiendo con la venta de las últimas unidades nos ha llegado información de que una importante marca de material educativo ha presentado en España sus propios colores piel, y posiblemente pronto se sumarán otras marcas y eso nos hace enormemente felices.
Ya no tenemos colores, no sabemos si volveremos a tener, pero lo que sí sabemos es que desde ubuntuland vamos a seguir trabajando y apostando por las cosas pequeñas, sencillas y básicas para contribuir en la medida que podamos a la construcción de sociedades más justas y armónicas.
MIL GRACIAS a todas y todos por vuestro apoyo y el cariño recibido.
¡SEGUIMOS!